Hablemos de Harley Davidson

¿Un blog de una librería hablando de motos? ¿Por qué no?

Una de las cosas divertidas de esto es que como los libros hablan de todo, nosotros también podemos hablar de todo. Y hoy uno de nuestros colaboradores ha querido hablar de motos, en concreto de las Harley Davidson.

Primero de nada, vamos a diferenciar, existen las motos, las motos chulas, las motos deportivas, y las Harley. Ninguna otra marca es tan icónica, ninguna otra marca es más un «estilo de vida» que un vehículo de transporte o competición. Las Harley no son hechas motos para correr, no son motos para pillar curvas en carreteras de montaña (que en A Estrada tenemos algunas, pero en Galicia tenemos muchísimas), son motos para ir tranquilo disfrutando del paisaje, del viento en el rostro (eso ya menos con los cascos actuales), para pararte en cualquier bar de carretera a tomarte una caña (una, no más), y para llamar la atención porque ninguna Harley pase desapercibida.

Dichos los tópicos, que son obligados, vamos a entrar en materia. A las motos tipo Harley se les han dado muchos nombres: Chopper, Bobber, Custom, Cruisser… Pero hay ligeras diferencias entre los términos: una moto custom es una moto personalizada donde tú le has modificado cosas para hacerla única y a tu estilo. Una moto Chopper es una de esas motos icónicas de los moteros de EEUU de los años 50, con manillares muy altos (conocidos como «cuelgamonos») y anchos. También eran motos que prescindían de muchos elementos porque los dueños intentaban hacerlas tan ligeras como pudieran, como forma de aumentarles las prestaciones. Estamos hablando de las posguerra mundial, cuando muchos soldados volvieron a sus casas habiendo combatido con las motos militares, tanto en la primera como en la segunda guerra mundial. Tiempos de crisis, de paro, de depresión colectiva por los efectos de la guerra y el estrés post-traumático, y naturalmente por la decepción de ser héroes de guerra a los que su país abandonó a su suerte con todas sus secuelas.

Las Bobber tienen una estética distinta, son motos con asiento muy bajo, aspecto musculoso, y ruedas muy anchas, especialmente las delanteras. La más icónica es seguramente la Fat Boy que Arnold conducía en Terminator 2.

Cruisser es el término que encajaría con todas ellas, el nombre más genérico para esas motos de alta cilindrada carentes de artificios aerodinámicos y que de todos modos tienen asientos bajos (eso las diferencia de las naked) y que además suelen ser muy largas, lo que los americanos denominan Long&Low.

Muchos militares se refugiaron en la conducción de motos (la gasolina tenía otros precios) como forma de evasión, haciendo algo que conocían bien y que amaban. Poco a poco aquellos antiguos moteros se fueron reuniendo entre ellos, conociéndose, y haciendo grupo. Y de ahí surgieron las bandas de moteros que después hemos visto tan bien reflejadas en películas como Easy Rider, o series como Son of Anarchy.

Harley también supo hacer otra cosa muy bien: sus famosos motores Big Twin. Motores bicilíndricos de mecánica muy sencilla, refrigerados por aire (no llevan un circuito de agua ni radiador), con un par motor enorme a bajas revoluciones que aceleraban la moto con mucha energía y no requerían de las complicaciones mecánicas de los motores de cuatro cilindros de sus competidoras. Que además desarrollaban algo también muy icónico: el sonido del motor de una Harley es único, diferencial, y que ninguna otra marca se ha atrevido a imitar para no pasar por una imitadora. Salvo un poco las otras motos icónicas entre las cruisser que son las Indian, marca que desapareció durante décadas y que ha renacido hace relativamente poco. Esos motores tenían una ventaja evidente: cualquiera con un poco de soltura con las herramientas podía arreglar y personalizar la moto en el garaje de su casa.

Si vamos a hablar de las Harley, hay algo que no podemos obviar: las Harley están desapareciendo. Son motos muy caras a las que pocos pueden tener acceso, terminas pagando el doble por una Fab Boy  que por una moto japonesa de la misma potencia. Que, además, las japonesas (e italianas) son motos generalmente más deportivas, ágiles, ligeras, con motores más evolucionados, y que encajan mejor con los gustos de la gente joven actual que son los compradores de motos. Para que nos hagamos una idea, la edad media de un poseedor de una Harley es de unos 50 años.

Harley Davidson lleva unos años variando la forma de hacer motos, para hacerlas más al gusto de la gente más actual, pero sin perder su esencia, esa presencia icónica de una Harley.

Decíamos que estas motos no eran solo vehículos, que tenían toda una cultura alrededor: las chupas de cuero, los pantalones vaqueros, las botas de tacón. Incluso la música, puedes conducir una Harley escuchando el Born to be Wild de Steppenwolf, o el Highway to Hell de AC/DC, pero como lo hagas conduciendo con Raggaetton o con teen pop, te pueden retirar el carnet de conductor de Harleys.

La pregunta es… si tuvieseis el dinero que cuestan, u os la regalaran ¿Os veis recorriendo Galicia en una Harley? ¿Os veis arrancando de A Estrada y haciéndoos 200 kms al ritmo del viento? Curiosamente, y por lo que nos dicen los amigos moteros, hay un re-interés por estas motos en esta época, justo ahora. Tras un año encerrados todos tenemos tanta necesidad de liberta y aire libre que la imagen icónica del motero Harley se nos ha venido a muchos a la cabeza. Pocas imágenes más simbólicas de la libertad que esa.

Nos dejamos mil cosas en el tintero, pero para que esto no se alargue mucho y que esto sea un post de una librería, os dejamos algunos libros que hablan de las Harley Davidson por si os apetece leer más sobre el tema:

Harley Davidson, historia e imágenes desplegables de 40 de sus motos más icónicas: https://www.libreriafaro.com/es/libro/harley-davidson_A149780122

Harley Davidson, el mito: La historia de la marca y su evolución, una panorámica que gustará tanto a los expertos como a los aficionados recientes: https://www.libreriafaro.com/es/libro/harley-davidson_8084720001

Harley Davidson, un estilo de vida: Se centra el la «religión» que se ha creado alrededor de la marca de Milwaukee: https://www.libreriafaro.com/es/libro/harley-davidson-un-estilo-de-vida_A140390004

Si tenéis una amiga o amigo motero, aunque se más de admirar deportivas japonesas tipo Kawasaki Ninja o Suzuki Hayabusa, seguro que son libros que le encatará recibir como regalo.